Después de tanta oscuridad
la suavidad de la luz nuevamente invade el túnel,
nada en el trayecto me consuela,
las rutas grises se desvanecen frente a mí,
las flores recogidas a destiempo
invaden mis sentidos con aromas desconocidos,
remolinos cristalinos en medio del camino
confunden mi mente con notas azul celeste.

Inquieta, en el trayecto
nunca tuve respuestas a preguntas simples,
¿Me has amado?
¿Dónde se ocultó el primer beso?
¿Acaso debo morir siete veces?
Siete túneles en mis recuerdos,
siete rutas escabrosas,
siete llantos eternos,
y ahora reconozco con el alma en las manos,
definitivamente en esta vida
todos los pasillos me lleva a ti.

 


Carmen Amaralis Vega Olivencia
www.carmenamaralis-vega.com.ve