Regresar al Menú
Principal
 

 

 

 

 

 

 

 

   
 
 

 

María Luisa Lázzaro, una escritora que aunque nació en Caracas, su vida y obra han transcurrido en la ciudad de Mérida, rodeada de la típica naturaleza andina y cuando se habla de ella, es como referirse a esa particular y encantadora geografía, inolvidable para el visitante como para sus poetas y creadores. Su obra tanto en la narrativa, poesía o en sus cuentos para niños, nos dan a conocer el perfil incansable de una mujer, que a partir de su primer libro "Poemas de Agua", (1978), no ha declinado su fervor por la palabra escrita, y hasta ahora permanece fiel a esa pasión por la literatura. "Tantos Juanes o la venganza de la Sota", es otro de sus libros, editado en 1993, y así ha seguido publicando innumerables títulos, entre los que recordamos "Habitantes de tiempo subterráneo". Hoy le damos la bienvenida como Corresponsal en Venezuela del Movimiento Internacional aBrace, Solidaridad entre Creadores, dirigido por los intelectuales Roberto Bianchi,( Uruguay ) y Nina Reis, Brasil, donde se integrará para seguir aportando ese grano de oro de la creación estética, como lo único realmente válido para sobrevivir a un mundo cada vez más deshumanizado y fragmentado. Con "Nanas a mi hombre para que se duerma", 1996-1998, obtuvo el Primer premio de Poesía, 2003, de la Seccional de Jubilados de la Universidad de Los Andes, donde ha trabajado casi toda su vida. Y precisamente, son poemas de este libro los que hemos seleccionado para esta página de "Ojo de Buho". Tiene además, Maríal, como le decimos, una página web: www.marial-lazzaro.com para los que deseen visitarla.

 

 

Nació en Caracas, Venezuela (1950), reside en Mérida desde los diecisiete años. Es Licenciada en Bionálisis y en Letras, Magíster en Literatura Iberoamericana y Profesora Titular Jubilada (Escuela de Letras, ULA). Autora de letra y música de varios poemas musicalizados (Atrincherada, Llueve amor, No duermas ahora y Licor de amor. Premios: Alfonsina Storni, Argentina, 1978. Finalista Concurso de novela Planeta Latinoamericana Miguel Otero Silva ( Tantos Juanes o la venganza de la Sota ) 1990. Premio Canción inédita ( Atrincherada ), Festival Nacional de la Voz Universitaria (Valencia, 2000). Galardón Concurso MILENA, cartas de amor y desamor [ Trastocando olvidos I y II] (Galicia, 2002). 1er Premio de Poesía (2003) y Narrativa (2005) Seccional de Profesores Jubilados de APULA. Primer Premio de Narrativa (2005) de la Asociación de Profesores de la ULA ,

 

PUBLICADA: Poemas de agua (1978), Fuego de tierra (1981), Árbol fuerte que silba y arrasa (1988), Nanas a mi hombre para que no se duerma (2004), Escarcha o centella, bebe conmigo (2004). Novelas: Habitantes de tiempo subterráneo (Pomaire, 1990) y Tantos Juanes o la venganza de la Sota (Planeta, 1993). Ensayos: Viaje inverso: sacralización de la sal (1985) y La inquietud de la memoria en el caos familiar (1995); Para niños y jóvenes: Mamá cuéntame un cuento que no tenga lobo (1984), Marigüendi y la jaula dorada (1983), El niño, el pichón y el ciruelo (1990); Parece cuento de Navidad, Darlinda (1994); Para qué sirven los versos (1995), Una mazorca soñadora (1995), Un pajarito, una pajarita y la casualidad (1995), La almohada muñeca (1996). Libro bifronte: El loro de la infancia y otros relatos / Mamá cuéntame un cuento que no tenga lobo (Conac/ Fundalea, 2006). En imprenta: el poemario Resurrección del Ángel (Ed El perro y la rana, Ministerio de Cultura, Caracas, 2006), y el libro de relatos: ¿Cómo contarlo ? (Primer Premio de narrativa de APULA, Mérida, 2005).

 

 

Nanas a mi hombre
para que no se duerma
(1996-1998)

“...Hombre mío,

doscientos mil años espero,

la mano en cauce, conducirte, conducirme.

Distintos ropajes en la piel;

tules, tafetantes en vuelos.

Mil formas de lazos y cintas,

encajes y terciopelos.

Dormida despierta Aguardo.

 

Estás conmigo y nio losabes.

No sientes el crepitar de átomos

que se saludan arrobados.

Te contemplo

y no lo notas siquiera.

Duermes mientras

te colisiono

cuerpo sideral humano.

 

Tal vez, algún atardecer,

una brisa fresca desordene tus cabellos amados,

acaricie tu rostro, bese tus labios,

y me pienses.

Tu memoria se agite en un vago recuerdo,

otra sensación inabrazable ya.

Tal vez, sobre-vivamos...

Terca espero

la transmigración definitiva:

huesos y carnes en oxigeno nitrogenado.

Unirnos argón y neón, indiferenciados.

Como en los primeros tiempos,

de costillas y barro,

madera y maíz.

 

 

Otros títulos de la autora:

Poemas de Agua, Fuego de Tierra, mamá cuéntame un cuento que no tenga lobos, tantos Juanes o la venganza de la Sota, El loro de la infancia, Escarcha o centella: bebe conmigo, entre otros.