Se enredan las raíces  en todos mis espacios.
Ecos y silbidos penetran las ánforas
que guardan nuestro tesoro.
Telarañas cubren silenciosas los besos,
los que diste con prisa
desgarrando momentos
que pudieron ser hermosos.
Las golondrinas, con sus picos afilados
se beben el elixir.
Con paciencia riego agua fresca en mis ventanas.
Y espero, sí, espero
ver brotar lirios
sobre  las raíces secas de tu amor.


 

Carmen Amaralis

www.carmenamaralis-vega.com/